Blogia
intervacacionesclub

Apariciones en Medios - Yo en tu casa, tu en la mía

Apariciones en Medios - Yo en tu casa, tu en la mía El pasado 17 de Julio, ABC publico un articulo sobre el intercambio de casas, titulado Yo en tu casa, tu en la mía, escrito por Isabel Aguilar, en el que se hacia referencia a este tipo de vacaciones, y a intervacacionesclub como pionera en España, y que a continuación os transcribo:
GENTE
Los veranos de ABC
Yo en tu casa, tú en la mía - ISABEL AGUILAR
Con el sistema de intercambio de viviendas, el turismo entra en una etapa de democracia en la que viajar es tan fácil como cambiar por unos días nuestro hogar por el de otra familia de cualquier parte del mundo

El turismo español está cediendo, aunque tímidamente, a esos cantos de sirena traídos del extranjero que apuestan por una forma revolucionaria de viajar. El intercambio de vivienda permite traspasar sin límites las fronteras de la rutina diaria, conocer rincones perdidos que no afloran a simple vista en los panfletos de las agencias y revestirse de las costumbres autóctonas de cada lugar que se visite. Consiste en negociar con otra familia de cualquier parte del mundo las condiciones para que ellos habiten nuestra casa durante el tiempo estimado y viceversa.
Algunas empresas se han dado cuenta del filón que puede suponer el asunto y han montado su negocio vía internet, a imagen y semejanza de aquéllas que funcionan con éxito en otros países o incluso desarrollando delegaciones de las mismas. Este sistema de intercambio de viviendas hace posible que personas de diferentes procedencias fragüen una relación de confianza y entendimiento mutuo, permitiendo que unos desconocidos se instalen en su domicilio y adopten sus hábitos y rutinas durante el tiempo establecido.
Por norma general, suele ser la segunda vivienda la que se presta para este menester, las épocas vacacionales las más demandadas (verano, Semana Santa y Navidad, sobre todo) y el intercambio puede extrapolarse a otros elementos aparte del hogar, como el coche, los amigos e incluso las mascotas.
Familia Yélamos
«Hartos de la rutina»
«Estaba harta de ir siempre al mismo sitio. Esa idea me aburría terriblemente», comienza explicando Ana Gómez de Agüero, madre de la familia Yélamos, «así que decidimos probar una vez y fue genial». En siete años han realizado nueve intercambios: Dublín, San Francisco, Vancouver, Glasgow, Lanzarote e incluso el país de los quesos y los tulipanes. A excepción de la primera, en el resto de las ocasiones además de «prestarse» la vivienda, también han cambiado el coche para poder desplazarse con mayor facilidad. «La gente generalmente es amable. Compensa viajar así porque te permite vivir en otra región como si estuvieras en casa. Para mí ahora —continúa— viajar es esto». Residentes en Madrid, ofrecen su segunda vivienda en Colmenarejo, e intentan que haya equidad entre la que ofrecen y la que demandan. «Menos en una ocasión —afirma Ana Gómez— en que tuvimos una casa notablemente mejor que nuestro piso, el resto han sido peores».
Defensora absoluta de esta forma de hacer turismo, Gómez de Agüero cree que «los españoles somos especiales porque nos da reparo dejar nuestra casa, y es una pena, ya que cuando entras en la vivienda de alguien conoces cómo vive otro tipo de gente. Te permite, por ejemplo, comer pescado fresco cocinado como en casa. Lo único necesario —finaliza— es tener suficiente información de la otra familia para que sirva de garantía, aunque es natural que a veces ocurran incidentes, o más bien anécdotas. Una vez —relata— unos suecos nos arañaron la puerta del garaje. Son ciertos riesgos, pero aun así, merece la pena.
Familia Bosco
«Como una película americana»
Milva y Michele Bosco proceden de Florencia y el apartamento que compraron en La Toscana en 1996, aunque suene extraño, les ha servido para viajar por todo el mundo. El aliciente que tiene realizar intercambio con este matrimonio es que junto a este piso poseen un palacete de la familia de los Medici, que habilitaron para recibir visitas turísticas y al que suelen llevar a aquéllos con los que realizan el cambio. Estos días, los Bosco se encuentran en Salou (Tarragona), destino vacacional elegido para este verano, junto a Villajoyosa (Valencia), pero también han viajado con este método a ciudades como París, Nueva York («nos pareció —confiesan— como estar en una “peli” americana porque se veía todo Broadway y el apartamento era precioso») y han conocido rincones de Austria, Canadá, Holanda e Irlanda.
El matrimonio Bosco, que suele viajar acompañado de su hija de 13 años y en ocasiones de un hijo de 27 años del primer matrimonio de Milva, está encantado con este sistema, «porque además de hacer otro tipo de turismo, resulta emocionante y apasionante, sobre todo porque la gente te transmite secretos para conocer los rincones más encantadores de la zona —explican—. Te sirve para entender mejor la cultura del país que visitas». Aún les quedan muchos lugares que conocer, entre ellos Bali y Polinesia, de donde ya han recibido a los inquilinos que les acogerán en un futuro.
Familia Lozano
«Mantenemos el contacto»
Los Lozano son un matrimonio de profesores murcianos que veranea gracias a este sistema desde hace ocho años. El hecho de ser familia numerosa no les supone ningún problema ni costes adicionales, así que han podido disfrutar, por ejemplo, de los encantos parisinos o las delicias veraniegas de la Costa del Sol. «Conocimos este sistema a través de unos amigos que viajaban así. Aunque no parezca muy usual —aseguran—, solemos entablar relación con las personas con las que realizamos el intercambio, ya sea a la hora de entregarnos las llaves de la casa o en cualquier otro momento. En el caso de París —continúan—, una vecina fue nuestra anfitriona: nos enseñó el funcionamiento de los electrodomésticos, el barrio, los sitios de compra... y mi cuñada aquí, explica ella, fue la de ellos». Aunque tampoco es habitual, este matrimonio mantiene contacto vía correo electrónico con algunos de sus inquilinos temporales.
Su segunda vivienda en el Mediterráneo es la que utilizan para el intercambio, por la que reciben numerosas ofertas. Este año, aseguran, han recibido llamadas de Noruega, Francia, Canadá e Inglaterra, pero tenían claro que querían pasar sus vacaciones en Italia. Hace apenas unos días han llegado de Padua y Florencia.
Otras muchas familias españolas viajan gracias a este sistema, que, aunque funciona desde la década de los 50 en lugares de todo el mundo, parece ser ahora cuando comienza a tomar fuerza en nuestro país.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

jessy -

hola estoy interesada en este tipo de intercambio.Mi idea era irme a nueva yok en setiembre y estaba buscando la manera.queria informacion de cuales son las condiciones de este tipo de intercambio;puede ser cualquier momento,cuantas personas podrian intercambiarse,incluiria alojamiento y pension completa gratuita a cambio d elo mismo en tu ciudad?,hay mas dudas pero estas me parecen interesantes.
Miciudad es Valencia, y si alguien está interesado en darme esta informacion,se hablaria.
gracias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres